martes, 13 de diciembre de 2011

INFLEXIONES SOBRE LA CRISIS EN LA COCINA







De como se nos queman las lentejas?. Por excesivo cuidado y por descuido. Mi abuela decía que en la cocina no hay secretos salvo que uno los guarde con demasiados celos. Y una cocinera despechada puede negar la receta o tergiversar los ingredientes sin que se le caiga el pelo. Cuidado si confundimos el azúcar y la sal a pesar de nuestra conciencia, podríamos matar hasta al ser más querido. Dijo el Rato P, deja que suene el teléfono, otra vez me estan llamando solo a mi?

4 comentarios:

  1. Anónimo4:25 a. m.

    mi viejo decía, otra cucharada más de azúcar ( y ya iban cinco)...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:19 a. m.

    Tu viejo no murió por eso, verdad?. Pero tu cuenta sigue siendo tan preciza como cruel. Y como en las novelas negras se van dejando rastros en el anonimato, también se limpia la escena del crimen para desaparecer. Por un tiempo.
    Gracias Anónima.
    Mi nombre es Valdi, no Privado.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:34 p. m.

    Este blog me gusta, es como si leyera Agatha Christie.

    Sr. Valdi, Sr. Rato P, Sr/Sra Anomina/o, es demasiado no aguanto hasta el nuevo capitulo.
    Que sera ? Muere el mayordomo o Lady Constance Culmington, Mr. Blore.
    Con los Diez Negrito fue suficiente.

    Emily Brent.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:59 a. m.

    totalmente de acuerdo con usted Emily, lo suyo tampoco es Chistie, es Casa de Muñecas de IBSEN.
    Rato P

    ResponderEliminar