miércoles, 23 de noviembre de 2011

INFLEXIONES SOBRE LA CRISIS DELCAMINO



Llegó el tiempo de desandar-dijo el Rato P- antes que no quede ni una sola hoja que llorar. Al otoño no se lo disfraza tan dócilmente con calefacción y seguridad. Al amor, tampoco.

2 comentarios:

  1. Anónimo1:58 p. m.

    mola lode la Pizarnik,tambien los aviones cuentan con seguridady calefaccion.Lo que digas primo.
    HERNAN y Cia

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:43 a. m.

    Y el otoño en vena, en sangre?
    Como un tomate partío...
    VALDI

    ResponderEliminar